El Mercado de San Miguel

El Mercado de San Miguel

En el lugar donde antiguamente se encontraba la Iglesia San Miguel de los Octoes, después de un incendió, el estado en el que quedó recomendó su demolición, y en aquella zona se construyó un mercado de productos perecederos con sus cajones y tenderetes. Pero debido a la situación poco higiénica de los mercados de la época y del tráfico que se formaba por la cantidad de gente que acudía a todos estos mercados, había que buscar una solución a los problemas que ello acarreaba. En 1835 Joaquín Henri hace un nuevo diseño del mercado para cubrir los cajones de los tenderetes, pero solo se llega a construir las portadas delanteras. El nuevo mercado ya cerrado se inaugura en 1916, caracterizado por los soportes de hierro de fundición de la estructura, la composición de las cubiertas, el sistema de desagües y la crestería cerámica que corona la cubierta. El acristalamiento exterior es posterior. Es el único mercado que queda en la actualidad de los mercados cubiertos construidos en el s. XIX y de los mercados pertenecientes a la denominada arquitectura del hierro. En 1999 la Comunidad de Madrid procede a su remodelación para devolverle su aspecto original. Sin embargo el mercado no puede competir con los modernos supermercados y centros comerciales, y actualmente el dueño mayoritario es el Gastrónomo de San Miguel, un grupo de particulares con intereses arquitectónicos y gastronómicos para intentar recuperar su actividad tradicional.

 

El Mercado de San Miguel

 

 

VOLVER

Hay 1 comentario

añada la suya