La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es uno de los símbolos más representativos de Madrid y se encuentra situada en la Plaza de la Independencia. Es una de las cinco puertas que daban acceso a Madrid. En el caso de esta, daba acceso a los viajeros que llegaban desde Francia, Aragón o Cataluña, pasando por Alcalá de Henares, motivo que da nombre a la misma.

La Puerta sustituye a otra anterior que se encontraba en el mismo lugar desde el siglo XVI (aunque anteriormente hubo varias puertas que iban cambiando su diseño y ubicación en este mismo lugar al que daba acceso el camino que provenía de Alcalá de Henares). Fue mandada construir por Carlos III, siendo el diseño obra de Sabatini. Es uno de los primeros arcos del triunfo construidos en Europa después de la Caída del Imperio Romano, siendo precursor del Arco del Triunfo de París y de la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

En la antigüedad Madrid estaba rodeada de una muralla contando con algunas puertas y portillos que daban acceso a la ciudad. La muralla tenía una finalidad de control fiscal de las mercancías  y a la vez de defensa. Estas puertas se cerraban a las diez de la noche en la época invernal y una hora más tarde en la época estival.

La Puerta de Alcalá ha sido restaurada en cinco ocasiones, aunque cabe destacar que se han respetados los impactos de proyectiles que se pueden observar en la misma y cuyo origen aún no está claro.

La Puerta de Alcalá 1

La Puerta de Alcalá 2

 

Ubicación

 

VOLVER

Hay 1 comentario

añada la suya