Recoletos

Recoletos

Partiendo desde Colón y continuando el camino donde finalizó el Paseo de la Castellana encontramos el Paseo de Recoletos, uno de los boulebares más bonitos y conocidos de Madrid. A lo largo de él podemos hacer diferentes paradas para contemplar algunos de los rincones más bellos de la ciudad.

Portada Recoletos

VOLVER
El Palacio de Cibeles

El Palacio de Cibeles

Anteriormente conocido como el Palacio de Telecomunicaciones, fue ideado a principios del siglo XX como sede de Correos. Sus arquitectos fueron Antonio Palacios y Joaquín Otamendi, empezando su construcción en 1907 y siendo inaugurado en 1919. En el pasado el terreno sobre el que se ubica formó parte de los jardines del Buen Retiro.

Durante cien años fue el centro neurálgico de un potente y eficaz sistema de comunicaciones que cubría toda España, y testigo de la historia contenida en el incalculable número de cartas, postales, telegramas o telefonemas, que desde él se enviaron.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento en 1993. Incorporado al patrimonio municipal en 2003 mediante un protocolo de colaboración con el entonces Ministerio de Hacienda, dio comienzo su proceso de transformación para convertirse en sede del Ayuntamiento de Madrid y de un nuevo centro cultural abierto al ciudadano del siglo XXI.

El Palacio de Cibeles

VOLVER
El Palacio de Linares

El Palacio de Linares

Al otro lado del Palacio de Cibeles encontramos el Palacio de Linares, el cual se comenzó a construir en 1877 por deseo de los Marqueses de Linares y se terminó en 1900. Su arquitectura corrió a cargo de Carlos Colubí, Adolf Ombrecht y Manuel Aníbal Álvarez.  El 1992, coincidiendo con el quinto centenario de la llegada de Cristóbal Colón a América y con la capitalidad cultural europea de Madrid, este palacio se rehabilitó  por Carlos Puente Fernández y reabrió sus puertas, bautizándose como la Casa de América. Actualmente se utiliza como escenario de actividades institucionales, culturales y comerciales. El Palacio ha sido protagonista de rumores que cuentan que en él se han oído voces de una niña llamando a sus padres. Se cuenta que esta es la hija de los Marqueses de Linares, quien fue asesinada por ellos mismo al enterarse tardíamente que eran hermanos por parte de padre, y que para evitar un gran escándalo cometieron tal crimen.

El Palacio de Linares

VOLVER
El Banco de España

El Banco de España

En 1782 Carlos III crea una institución llamada Banco Nacional de San Carlos, siendo de naturaleza privada, cuya principal función era el descuento de vales reales a metálico, pero también tenía otras funciones como el descuento de letras de cambio y efectos de comercio, préstamos con garantía y la financiación de actividades del estado. Con Fernando VII su nombre cambió a Banco Español de San Fernando, del que cabe destacar que consiguió la facultad de emitir billetes en régimen de monopolio en Madrid y mantuvo una actividad bancaria en el ámbito de la capital de España con una especial dedicación a las necesidades financieras del Tesoro. En 1844 se crea en Madrid el Banco de Isabel II, cuya facultad era la emisión de billetes para esta localidad, creándose otros dos bancos parecidos en Barcelona y Cádiz. En 1847 se fusionan el Banco Español de San Fernando y el Banco de Isabel II siendo el nombre que adopta el de Banco Español de San Fernando. En 1856 pasa a llamarse Banco de España, y a lo largo de los años este fue operando en diversas ciudades españolas, dando facultades a cada uno para que llevase su actividad comercial y crediticia, pero unificándose la función de emisión de billetes, llevándola a cabo el Banco de España. En 1921 se consagra al Banco de España como Banco Central y en 1962 el Banco de España se nacionaliza.

La construcción del edificio donde actualmente se ubica comienza en 1884 y finalmente se inaugura en 1891. Cabe destacar la impresionante cámara acorazada que posee el Banco. En 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural de España.

El Banco de España

VOLVER
El Palacio de BuenaVista

El Palacio de BuenaVista

Se sitúa sobre la finca real conocida como El Altillo de Buenavista. Su primer edificio data del siglo XVI cuando el arzobispo de Toledo D. Gaspar de Quiroga regala la propiedad al rey Felipe II aprovechando que este traslada su residencia desde Valladolid a Madrid. Posteriormente reside en este palacio su hermana la Emperatriz María de Austria. Felipe III lo habita esporádicamente vendiéndolo finalmente y teniendo desde entonces diferentes propietarios. El palacio actual fue construido en 1767 y comprado por el dúodecimo Duque de Alba en 1769. Posteriormente la decimotercera duquesa de Alba ordenó derribar el edificio y encargó a Pedro de Arnal el diseño del actual palacio que fue construido en 1777. Esta muere sin descendencia y el Palacio pasa a manos de sus allegados. Años más tarde el Ayuntamiento de Madrid lo compra y se lo regala a Manuel de Godoy (valido del Rey Carlos IV). Después del motín de Aranjuez  en 1908 el Palacio pasa manos del del Ejército en 1816 siendo Museo Militar y Parque de Artillería y de Ingenieros, Ministerio de Guerra en 1847, del Ejército en 1939 y de defensa desde 1977 a 1981. Hoy en Día es el Cuartel General del Ejército de Tierra.

Este palacio ha albergado numerosas obras de arte como la Venus del Espejo de Velázquez y La Madonna de Alba de Rafael. En la época de Fernando VII se quiso que fuera la sede del Museo Real de Pinturas (actual Museo del Prado), pero finalmente se cedió al Ejercito cuando el título de los Alba pasó a manos del linaje Berwick, y la residencia de estos se trasladó al Palacio de Liria, convirtiéndose en la Sede del Ministerio de Guerra en 1847. Después de varias reformas y ampliaciones hoy se conoce como el Cuartel General del Ejército de Tierra.

Palacio de Buenavista

Monumento a los Caídos por España

Monumento a los Caídos por España

nicialmente se llamó Monumento a los Héroes del Dos de Mayo, en homenaje a los luchadores anónonimos muertos durante el Levantamiento del 2 de mayo de 1808. El arquitecto de la obra fue Isidro González Velázquez, comenzando su construcción en 1821 e inaugurándose en 1840. En 1985 su nombre se cambia a Monumento a los Caídos por España, colocándose una llama que permanece encendida permanentemente. El monumento se localiza en el mismo sitio donde se ordenó fusilar el 2 de mayo de 1808 a los madrileños que se levantaron contra las tropas francesas y consiste en un zócalo que alberga un sarcófago con las cenizas de los madrileños fusilados en la revuelta comentada. En el remate superior de la base se encuentra un medallón en bajorrelieve con las efigies de los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde. Sobre la base se encuentra otro cuerpo con cuatro estatuas que representan la constancia, el valor, la virtud y el patriotismo. Sobre estas se erige un obelisco de piedra de 5,6 metros de altura.

Monumento a los Caídos por España

VOLVER
La Bolsa de Madrid

La Bolsa de Madrid

La Bolsa de Madrid ha tenido muy diferentes ubicaciones desde su creación en 1831, pero su ubicación final es El Palacio de la Bolsa que se comienza a construir en 1878 en la Plaza de la Lealtad gracias a que el estado cede un terreno para este fin. Hay un concurso de adjudicación para su construcción el cual gana el arquitecro D. Enrique Mª de Repullés y Vargas, el cual era hijo de un agente de cambio y bolsa, por lo que es conocedor de la atmósfera que se respiraba en los parques.

D. Enrique decide darle al Palacio una forma basilical a la nave principal de contratación y fija una amplia superficie del techo con vidrio para que de entrada a la luz natural, y al ser muy pesado este, decide usar el hierro en su construcción (inspirado en la construcción de la Torre Eiffel), en vez de madera que se solía usar en la época.

En el Palacio existen numerosos relieves, destacando el Caduceo que encontramos en numerosas puertas y ventanas, el cual procede de la mitología griega y que consiste en dos serpientes mirándose fijamente, representando la oferta y la demanda y que a su vez simbolizan la prudencia. También existe una vara que separa las serpientes a modo de arbitrio, cuya función es la que desarrolla la bolsa. Y por último dos alas en la parte superior que expresan la rapidez en la toma de decisiones a la hora de comprar y vender.

Finalmente en 1893 se inaugura el Palacio con un estilo neoclásico, muy en línea con los palacios de Madrid de la época como El Banco de España, La Biblioteca Nacional, el Museo del Arte Moderno la Real Academia de la Lengua.

Bolsa de Madrid 3

Bolsa de Madrid 2

Bolsa de Madrid 1

VOLVER
El Museo del Prado

El Museo del Prado

Su edificio fue diseñado por Juan de la Cierva en 1785 por orden de Carlos III como Gabinete de Ciencias Naturales. Fue con Fernando VII, e impulsado por su esposa María Isabel de Braganza, quien tomó la decisión de destinar este edificio a la creación de un Real Museo de Pinturas y Esculturas, el cual pasaría a llamarse Museo Nacional de Pintura y Escultura y posteriormente Museo Nacional del Prado, que abrió por primera vez al público en 1819. La colección de obras que posee el museo, así como su número de visitantes, ha ido aumentando notablemente a lo largo del los siglos XIX y XX, lo que le ha llevado a realizar sucesivas ampliaciones de su sede histórica, así como a expandir sus dependencias a edificios cercanos a este.

Museo del Prado 1

Museo del Prado 2

VOLVER
Hotel Palace

Hotel Palace

Abrió sus puertas en 1912, siendo en ese momento el hotel más grande de Europa. Fue construido por George Maquet a sugerencia de Alfonso XIII ya que el tránsito de viajeros a Madrid había aumentado y la ciudad tenía que dar cabida a la alta sociedad que quería pernoctar en Madrid. Como novedad el hotel incluía teléfonos, interfonos e inodoros en cada habitación. También se instaló una cervecería – café, conocida como “La Brasserie” donde eran habituales estudiantes de la “Residencia de Estudiantes” como Dalí, Lorca o Buñuel. Este hotel que fue construido dos años más tarde que su vecino, el Hotel Ritz, superaba a este en servicios y fue una novedad de la época gracias a su ubicación y comodidades.

Dado que España se mantuvo neutral en la Primera Guerra Mundial, muchos personajes exiliados de la alta burguesía europea ocuparon durante largas estancias habitaciones de este hotel.

Durante la Guerra Civil Española, el hotel fue Embajada de la Unión Soviétiva en su primera planta, hogar de niños desamparados, hospital y hogar en su última planta de los empleados del hospital. La gran cúpula del hotel ayudaba a iluminar el quirófano de este.

Tras la Guerra Civil el edificio toma de nuevo su uso como hotel, teniendo un gran aforo debido a que la población vuelve a la ciudad y mientras son remodeladas sus casas estos se hospedan en el mismo.

Cabe destacar que durante los años 40 el hotel fue centro de aprendizaje de barman en España. Así mismo, llegada la Segunda Guerra Mundial, debido a la misma razón que en la Primra, su aforo vuelve a ser alto, y también debido al centralismo administrativo impuesto por el franquismo, obligando a acudir a Madrid a los ciudadanos para cualquier trámite.

En los años 70, con la apertura de España al entorno europeo, empiezan a acudir de nuevo muchas figuras famosas al hotel, en parte porque el hotel vecino Ritz continua con su política de no aceptar los personajes públicos famosos con el objetivo de mantener la atmósfera selecta de tranquilidad entre sus clientes.

Con la llegadas de grandes cadenas hoteleras a la ciudad, hizo que la competencia se viera reflejada en las ocupaciones de este.

En el golpe de estado del 23 de febrero de 1981 el hotel fue refugio de los medios de comunicación, de miembros del estado y de la cúpula militar dada la cercanía del hotel al Congreso de los Diputados.

En 2005 el hotel es vendido al grupo hotelero Starwood.

Hotel Palace

Hotel Palace 2

Hotel Palace 3

VOLVER